miércoles, mayo 15

Un gran ausente durante nuestra visita a España: el velero Tin Tin


EL TIN TIN



  
El Tin Tin es un velero tipo cutter construido en Francia en el año 1990 en los prestigiosos astilleros de Henri Wauquiez y su modelo corresponde a un Wauquiez Amphitrite MS 45 (con una eslora total de 14.60 metros tiene en realidad 47 pies). El Tin Tin es el Nº 4 de una serie de 22 unidades que se construyeron en fibra de vidrio con un generoso espesor y bajo los parámetros más exigentes en cuanto a seguridad y confort. Como se puede observar en la siguiente fotografía, su obra viva (la parte sumergida) dispone de una orza encapsulada semi-corrida, con importantes lanzamientos y una disposición extraordinariamente robusta... lo que siempre se ha llamado “un barco marinero
Los que siguen son algunos datos técnicos de la unidad, los cuales, por sus características específicas, configuran lo que se considera un velero de crucero, o sea, un barco cuyo diseño fue concebido para grandes y prolongadas travesías posibilitando a la tripulación seguridad, confort y autonomía:
El Tin Tin tiene una eslora total de 14,60 metros con 4,20 metros de manga y cuenta con 2,20 metros de calado. Desplaza 17 toneladas brutas de las cuales 5 toneladas forman parte del lastre repartido por su orza semi-corrida. Tiene una capacidad de estiba de 1000 litros de agua y 1000 litros de combustible diésel. Dispone de un motor Volvo Penta TMD31A de 100 cv de potencia, cuenta a si mismo con un generador Onan de 6,5 kw, una planta desalinizadora de 110 litros/hora, hélice de proa, dos aparatos de aire acondicionado, una lavadora de siete kg, microondas, frigorífico, congelador, un calentador de agua de 100 litros, etc
Respecto al equipo de navegación está equipado con un radar, cuatro GPS, tres emisoras VHF, un equipo de SSB/BLU (emisora de larga distancia), un ordenador fijo, tres ordenadores portátiles y dos pilotos automáticos. En cuanto al equipo primario de seguridad contamos con una radio baliza 406, una balsa salvavidas, un teléfono satelital y una central meteorológica. La mayoría del equipo de navegación a vela está automatizado a través de diferentes motores eléctricos que se manipulan desde comandos situados en el puesto de gobierno. Todo este sistema actúa sobre un genova de 70 m2, una mayor de 45 m2, una trinqueta de 30 m2, un tormentín de 10 m2, una vela de capa de 12 m2 y un asimétrico de 150m2. El equipo principal de fondeo está compuesto por un cabrestante de 2000 vatios que iza/arria un ancla de 30 kg con 110 metros de cadena de 10 mm. El equipo secundario de fondeo es un ancla de 20 kg con 50 metros de cadena de 10 mm y 50 metros de cabo de nailon de 18 mm y un tercer equipo de fondeo lo compone un ancla de 17 kg con 25 metros de cadena de 10 mm y 50 metros de cabo de nailon de 18 mm.

Para la generación de energía contamos con un alternador solidario al motor principal de 120 Ah, un alternador de cola (hidrogenerador) de 25 Ah, la planta generadora de 6,5 kw, dos cargadores de batería de 110 Ah y 50 Ah y dos paneles solares de 140 vatios cada uno. Para la acumulación de energía disponemos de una capacidad total de 1100 amperios/hora, divididos en 750 Ah en un grupo de baterías de gel y 350 Ah en un grupo de baterías de arranque. Todos los muebles interiores son de madera de teca y de igual manera la mayor parte de la cubierta dispone de este mismo material altamente resistente a las inclemencias del tiempo y con extraordinarias cualidades antideslizantes y estéticas.
Como podéis ver, el Tin Tin es un barco relativamente grande y complejo, y en sintonía con ello, también dispone de multitud de espacios para la estiba. En la siguiente imagen podéis observar el correspondiente “Plano de Estiba” del barco donde todos los pañoles y espacios menores están situados y numerados con el fin de localizar rápidamente el material que se precise en cada momento. Y para ello, en un cuaderno específico, se va apuntando el número o la letra del área de estiba y a continuación el tipo de material con el número de unidades. De esta manera, todos los enseres a bordo del Tin Tin están perfectamente localizados, controlados y disponibles de manera inmediata.
A continuación os invitamos a realizar una visita por el interior del barco con el fin de que os hagáis una idea de las características que suelen tener los veleros modernos con un marcado diseño oceánico. Para ello empezaremos por la cocina, ese espacio vital a bordo de un barco de crucero. En este caso disponemos de una instalación en forma de U que sin duda es la mejor disposición para posibilitar el acceso a todas sus áreas sin apenas mover los pies. La cocina del Tin Tin es un espacio muy bien aprovechado con todos los servicios y comodidades: dos pilas con presurización de agua tanto salada como dulce, cocina con horno, microondas, nevera, congelador, lavadora, generosos lugares de estiba y amplias mesetas para trabajar.


En un barco de crucero de esta eslora, los espacios para la nevera y congelador suelen ser independientes, relativamente pequeños pero suficientes cuando la dotación la componen, como en este caso, dos personas. En la imagen se muestra la nevera, la cual trabaja a 12 voltios y está perfectamente encastrada aprovechando el espacio disponible. Por su lado, el congelador que también funciona con 12 voltios, y con el fin de optimizar su rendimiento la apertura es horizontal, de esa manera el frío no se “escapa” con la apertura de una puerta tradicional.
A bordo también contamos con una lavadora de siete kg lo cual no deja de ser un auténtico lujo y absolutamente prescindible ya que la zona de navegación visitada habitualmente por los trasmundistas es entre trópicos y las prendas de vestir son afortunadamente bastante escasas. Este electrodoméstico ya venía instalado de serie y sólo lo hemos utilizado durante algunas estadías en las que nos mantuvimos amarrados a puerto.

Otro importante espacio en un proyecto de crucero oceánico a tiempo ilimitado, es el destinado al camarote principal. El velero tiene la bañera central y por lo tanto permite un espléndido y amplio camarote de armador a popa. En las siguientes imágenes podéis ver el somier de la cama el cual dispone de láminas transversales muy adecuadas y que posibilitan un correcto descanso. Esta cama tiene unas dimensiones de 2 x 1,80 metros y bajo ella se localizan los instrumentos destinados al gobierno: sector, guardines, limera/mecha y unidad hidráulica de los pilotos automáticos. A parte de este espacio, el Tin Tin también tiene un importante y cómodo camarote a proa.


Cinco portillos facilitan la ventilación y la luz natural necesaria para que este área del barco, muy amplio, cómodo y acogedor, nos posibilite un lugar de descanso extraordinariamente satisfactorio.
Como complemento, los camarotes disponen de tocadores muy funcionales y con grandes espejos. Por otro lado, tanto el camarote de proa como el de popa, tienen anexos dos completos cuartos de baño con ducha, inodoro y lavabo. Los inodoros funcionan con bombas eléctricas que actúan sobre dispositivos de vacío.

En otro orden de cosas, el Tin Tin está equipado con un completo sistema electrónico que controla la navegación tanto en el aspecto del posicionamiento, gestión de recursos energéticos, seguridad y comunicaciones. En general todos los equipos vitales (GPS, plotters y emisoras, etc) están como mínimo duplicados con el fin de asegurar en todo momento un servicio adecuado y unas prestaciones óptimas.
En consonancia, el sistema eléctrico del Tin Tin es complejo, disponiendo de varios paneles de control que se destinan a gestionar voltajes de 12, 24 y 220. El barco está equipado con todo tipo de instrumentos y aparatos que consumen energía eléctrica y ello hace que sea necesario optimizar los dispositivos de conexión, alarma y control de consumo.
Cuando adquirimos el barco, uno de los primeros trabajos que hicimos fue el comprender perfectamente los diferentes sistemas eléctricos e independientemente de los planos de instalación existentes a bordo, creímos adecuado levantar por nosotros mismos los croquis de estas instalaciones para conocerlas en profundidad. A modo de ejemplo, en las dos imágenes siguientes, os mostramos dos de estos trabajos donde podéis apreciar la complejidad del sistema de carga de baterías y a continuación el sistema de negativos.

Respecto al sector mecánico, el Tin Tin también cuenta con una gran diversidad de instalaciones. El motor propulsor es sin duda el mecanismo que tiene mayor complejidad. Consta de un motor Volvo Penta Turbo-Diésel de 100 cv de potencia al que, entre otras muchas cosas, le hemos instalado un sistema de alimentación que nos posibilita hacer frente a una eventual contaminación del combustible sin necesidad de detener el motor.
La planta generadora compite con el motor propulsor en complejidad al tratarse de un Onan de 6,5 kilovatios. En este caso la instalación se encuentra perfectamente aislada lo cual se agradece cuando está en servicio durante las largas estadías en fondeo. Solo los instrumentos electrónicos con las diversas alarmas son testigos de su correcto funcionamiento. Esta instalación se pone en servicio en ausencia de red de tierra de 220 voltios y suministra energía para los cargadores de baterías, desalinizadora, aire acondicionado o lavadora.

De nuevo y a modo de ejemplo, os mostramos a continuación el croquis que levantamos en su momento sobre el sistema de combustible que alimenta al motor propulsor y a la planta generadora. A bordo tenemos una estiba de 1000 litros de diésel dividida en dos tanques de 500 litros cada uno que es gestionada a voluntad a través de un complejo juego de llaves. Los tanques pueden estar comunicados o aislados y cada uno de ellos puede alimentar indistintamente a cualquiera de las dos máquinas. Por otro lado también se puede jugar con los retornos y utilizar uno de los dos tanques como almacenamiento de diésel ultra-filtrado.
Las labores de mantenimiento a bordo del Tin Tin son constantes ya que nos guiamos por una serie de protocolos que nosotros mismos hemos adaptado y que dividen estos trabajos en mantenimiento diario, semanal, mensual, periódico y fin de temporada. Y para ello disponemos de un espacio específico como taller donde se estiban todo tipo de herramientas y posibilita un área donde trabajar cómodamente.
Una de las instalaciones mecánicas más delicada es la desalinizadora. Ésta trabaja con 220 voltios y es capaz de producir 110 litros de agua dulce en una hora. Lo que se ve en la imagen es solamente el panel de control. La bomba de bajo caudal, la bomba de alta presión, filtros primarios y la batería de filtros por ósmosis inversa, están instalados en la sala de máquinas. A continuación de la imagen, os mostramos el croquis que levantamos de esta instalación con el fin de familiarizarnos con ella en su momento y conocer en profundidad su funcionamiento y disposición.

Y respecto al conjunto de la instalación del sistema de agua dulce, a continuación tenéis un plano con sus elementos principales. El Tin Tin dispone de una estiba de 1000 litros de agua dulce almacenada en dos tanques, que al igual que el diésel, pueden estar comunicados o aislados. Otro complejo sistema de llaves y tuberías, posibilita la distribución adecuada a bombas, consumo directo y electrodomésticos.
Como comentamos, el Tin Tin es un barco diseñado desde un principio para grandes viajes, donde el conjunto de sus instalaciones facilita la vida a bordo ofreciendo un alto nivel de seguridad y confort en cualquier circunstancia, y para ello existen otros muchos sistemas e instalaciones de mayor o menos complejidad y que sería muy largo y complicado exponerlo aquí.
Por otro lado las características de los materiales, tanto constructivos como destinados al equipamiento, hablan muy a favor de un astillero que en su momento apostó por altos parámetros de calidad en sus unidades. Y respecto a la comodidad en un barco de crucero no solo es un aspecto deseable sino que posibilita un buen nivel de descanso y por lo tanto propicia la resistencia de la tripulación en largas travesías. Sobre el diseño en su conjunto, cuando las situaciones se tornan difíciles y complicadas, un buen barco jamás lucha contra la mar (no existen los pantocazos), se adapta y en gran medida es capaz de “defenderse” por si mismo gracias a su diseño tradicional.
Bueno, esperamos que este breve reportaje sobre el Tin Tin sea de vuestro agrado. De esta manera deseamos satisfacer parte de las muchas preguntas y curiosidades que nos habéis realizado durante estos meses que llevamos en España. El interior de un velero de crucero, su disposición y equipamiento no deja de ser un gran enigma para todos los que desconocéis el mundo de la navegación. Nada tienen que ver los veleros actuales con aquellos que descubrieron nuevas tierras muchos años atrás estimulados por la gloria, el oro, el comercio o las vanidades.
Ahora, un puñado de “aventureros” modernos nos sentimos libres, orgullosos y satisfechos de descubrirnos a nosotros mismos intentando conquistar los miedos e inseguridades mientras visitamos el mundo actual. Muchos nos tildáis de privilegiados... aseveración con la que estamos absolutamente de acuerdo, y no por el hecho de tener un velero de calidad, sino por haber sido capaces de dirigir y gobernar nuestro propio destino. Estamos seguros que muchos de vosotros podéis también alcanzar esta meta tan estimulante, pero para ello es necesario asumir la propia libertad, con barco o sin él... y eso es lo más difícil y complejo. Pero la experiencia de estos dos mortales os indica que es posible, por ello deseamos que la estela del Tin Tin os sirva de referencia. Nuestra experiencia a vuestra disposición.
Todas la vivencias y experiencias vividas a bordo del Tin Tin durante estos últimos años, han quedado reflejadas en tres publicaciones escritas en la mar y para la mar. Podéis navegar por ellas o adquirirlas a través del blog específico: http://librosvelerotintin.blogspot.com.es/
Toda la información 
pinchando en las carátulas:

16 comentarios:

  1. Muchas gracias por enseñarnos vuestra casa. Desde luego no todo el mundo puede acceder a un velero tan magnífico (la envidia me está corroyendo ahora mismo) pero lo que si es seguro es que todos podemos aprender de vosotros en cuanto a como controlar, cuidar, entender y mantener nuestro barco.
    Gracias una vez mas por esta lección práctica y treméndamente útil. Los croquis son fantásticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Quimura, llevamos años dejando nuestra estela a vuestra disposición y para ello no cejamos en el empeño de compartir con todos nuestras experiencias con el fin de informaros, animaros o procurar que vuestro buen hacer en la mar se enriquezca con nuestro criterios y experiencia. Muchas gracias por tus palabras. Recibe un cordial saludo. Isabel&Guillermo

      Eliminar
  2. Gracias amigos. Por enseñarnos vuestro barco y por mostranos que es posible realizar un sueño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces realizar los sueños es más fácil de lo que parece... lo que ocurre es que en la mayoría de las ocasiones no lo sabemos. Recibe un cordial saludo. Isabel&Guillermo

      Eliminar
  3. Magnifico reportaje del TinTin un buen trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amigo. Hacemos todo lo que está a nuestro alcance para mostraros un material digno y que os sirva para haceros una idea de lo que es nuestra vida normal en la mar. Un cordial saludo. Isabel&Guillermo

      Eliminar
  4. Un barco estupendo, para ponerle los dientes largos a cualquiera. Un abrazo.
    Nacho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nacho, muchas gracias por tu intervención. El Tin Tin es un buen barco y sin duda es adecuado para el programa tan ambicioso que nos hemos propuesto. Siempre es deseable disponer de una unidad cuyas prestaciones estén en consonancia con nuestras expectativas más objetivas si lo que pretendemos es realizar una navegación segura y responsable. Afortunadamente, el mercado internacional ofrece muchas posibilidades, y para localizar el barco adecuado para cada caso, es necesario disponer de paciencia, menos recursos económicos de los que se piensa y sobre todo gestionar un criterio serio acorde con la realidad individual. Recibe un cordial saludo. Isabel&Guillermo

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Hola ¡muchas gracias! ¡y si son portantes mejor!...jejeje... Un cordial saludo. Isabel&Guillermo

      Eliminar
  6. Estupendo reportaje y exquisita limpieza interior de todos los habitáculos del Tin Tin. Supongo
    que en el varadero de Krabi Boat Lagoon las "camas" sobre las que estará apoyado el velero durante todos estos meses, ofrecerán buenas garantías de soporte y fortaleza en caso de temporal de viento, porque en la imagen se observan unos soportes bastante simples.
    Me imagino que ya habrán pasado por tu riguroso control de calidad.
    Quedan 10 días. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por tu comentario. Los soportes son nuevos, están bien construidos, hay un número suficiente y existe entre ellos una cadena para evitar que se pudieran desplazar. Un fuerte abrazo. Isabel&Guillermo

      Eliminar
  7. Enhorabuena. Un velero clásico, precioso, impecablemente atendido y en perfecto estado de revista hasta en el último detalle. Me ha llamado la atención lo que comentáis de los pantocazos que a veces son inevitables: ¿es por la disposición de la orza corrida? Gracias, buenos vientos y feliz y segura navegación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola velerovittorio, muchas gracias por tu intervención. Los pantocazos son inevitables dependiendo del estado de la mar y el rumbo que se esté realizando, la diferencia está en el grado de impacto que se propina a la embarcación. No obstante cuanto más "plano" sea el pantoque de la unidad, más impacto habrá al chocar éste sobre la mar. Las unidades como el Tin Tin gozan de un diseño clásico y por lo tanto disponen de carenas "marineras" y éstas no luchan contra la mar, sino que se adaptan a ella. Por lo general una orza corrida está relacionada con un diseño clásico, asegurando no solo que sea "marinero" sino también la robustez que se requiere para asumir programas ambiciosos de navegación. Recibe un cordial saludo. Isabel&Guillermo

      Eliminar
  8. Isabel y guillermo... me quitais el sueño pues leo y releo vuestros libros... soy un aficionado principiante pero con deseos de soltar ya amarras con mi mujer... sois geniales... para cuando el cuarto libro??? Lo espero con ansias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kiko, gracias por tus amables palabras. Nos llena de satisfacción una vez más comprobar que nuestro esfuerzo literario contribuye a formar futuros navegantes o al menos a fomentar los sueños hasta que se puedan hacer realidad. El cuarto libro no sabemos cuando saldrá, posiblemente a partir del 2018 que será cuando crucemos el Indico y el Rojo. Si lo deseas, al igual que el resto de compañeros que han intervenido, podéis escribirnos a velerotintin@gmail.com. Recibir un cordial saludo. Isabel&Guillermo

      Eliminar